Ontinyent, caminos por recorrer

QU VISITAR

Arrabales

ARRABALES

pont vell

     El Pont Vell es uno de los elementos más emblemáticos de la ciudad. Se empezó a construir el año 1500 y terminó en 1501, es obra de los maestros de obra y picapedreros Pere Ribera, de Xàtiva, y Joan Montanyés. Consta de dos arcos de medio punto, ligeramente apuntados, sustentados sobre tres contrafuertes, el central de los cuales es un formidable pie de sillares en forma de quilla. Su superficie externa es de sillares de piedra picada, aunque la barandilla fue construida con los restos de diversos portales murales derribados a finales del siglo XVIII.

    El puente marcará una reordenación de las comunicaciones del barrio de la Vila. En 1520-1521 las Germanías de Ontinyent propiciaron la construcción del camí dels Carros, desde la bajada de la cual se puede contemplar una impresionante panorámica de la La Vila y del Raval, con las casas apiladas unas encima de otras. También en el siglo XVI se construyó el Tirador dels Peraires, donde los maestros fabricantes extendían y dejaban secar los paños de lana. A principios del siglo XVII, se documenta la transformación de las cuevas en la ribera del río, donde habitaban las familias más humildes de La Vila, en las casas de la actual calle de la Cantereria.

    

     La Calle Mayor aunque no lo parezca a primera vista, se trata de una calle de trazado medieval, siguiendo el antiguo camino que, hacia levante, llevaba a Albaida y a Gandia. En realidad, se compone de dos calles llamadas Maians y Gomis, en las cuales se conservan diversas casas nobiliarias de los siglos XVIII y XIX, con las iglesias de Sant Carles y de Sant Francesc, las dos del siglo XVIII. Se tiene que remarcar también el conjunto de casas-palacio de diversos linajes nobiliarios, oriundos o relacionados con la Vila, testimonio de la época en que Ontinyent se ganó el renombre de "usietes" de las poblaciones vecinas por esta circunstancia. Hay que destacar además la casa de los Nadal del siglo XVIII, el palacio de Maians o de los Marqueses de Montemira del siglo XVIII, con una importante reforma en el XIX y el Palacio de los Barones de Santa Bárbara de 1750, sede de la Casa de la Cultura de Ontinyent. En un ramal de la calle Mayor se encuentra el Palacio de los Puig o Velázquez, de los siglos XVII-XIX, sede actual del Archivo Municipal de Ontinyent y de la Biblioteca Pública Municipal "Pare Lluís Galiana" y la casa de los Cerdà del siglo XVIII. 

     El Convento de las Monjas Carmelitas está ubicado junto al puente de Santa María que data de1942-1953, cerca del antiguo camino de Biar o de Castilla. Este conjunto monumental de los siglos XVI-XVIII está en bastante buen estado de conservación, destaca del núcleo urbano. La iglesia, muy afectada por destrucciones después de la Guerra Civil, es del siglo XVIII.